Cejbingo Noticias

Los 6 puntos del Plan de Emergencia de CEJ

henarcej

La CEJ aprueba un plan para evitar la deriva negativa del bingo que amenaza con una crisis profunda en 2019.

“El freno de la tendencia alcista de las ventas del bingo durante el último trimestre de 2018 representa una clara amenaza para las salas en 2019, que pondría fin a cuatro años de crecimiento moderado, un 1,8% el año pasado”, apunta CEJ.

Para prevenir entrar en recesión, la CEJ ha aprobado en asamblea un plan de objetivos y actuaciones “clave” con propuestas que afectan a una menor presión fiscal, aumento del porcentaje de premios, mejora de la oferta de máquinas o flexibilidad para cualquier modalidad de bingo.

Fernando Henar, presidente de la patronal del bingo, ha recordado que los 1.821 millones de euros que ha facturado el bingo con cartón físico en 2018 y que supone un aumento del 1,8% sobre 2017 se debe al buen comportamiento del bingo en Andalucía y Madrid, que han evitado que el bingo español cayera un 0,7%, lo que es un aviso del riesgo de volver a épocas de dura crisis, como la iniciada en 2011 con la prohibición del tabaco, o el declive histórico desde 2007 que ha obligado al cierre de 105 salas.

“Estamos obligados a ofrecer a las autoridades públicas –dice Henar- un plan, digamos, de emergencia nacional, basado en un concienzudo análisis sectorial, porque nuestra industria, lamentablemente, sigue dependiendo de su colaboración”. Este plan de CEJ es una prolongación del Informe Económico Fiscal del Bingo de septiembre de 2018, una especie de libro blanco del sector que analiza las causas de la pérdida de competitividad del bingo y propone soluciones de futuro.

En 2018, 11 CCAA cerraron en negativo y todo apunta a un fin de ciclo en las comunidades que aprobaron reformas hace tres años o, como en el caso andaluz, bajaron la fiscalidad cinco puntos para aumentar el porcentaje de premios.

El plan de CEJ para superar esta situación contempla estas necesidades:

1 – Fijar la estructura de premios entre el 75 y el 80% con una fiscalidad del 10% sobre win, bien sea para el bingo tradicional o el bingo electrónico de sala. También reducir la fiscalidad del bingo electrónico de red al 10%.

2- Flexibilidad para cualquier modalidad de bingo: gestión de porcentajes y variedad de premios.

3- Mejora de la oferta de máquinas: límite por autorización y tasas multipuesto en todas las modalidades.

4-Mayor flexibilidad en las condiciones laborales mediante el nuevo convenio marco a negociar para 2020.

5- Autorizaciones de licencias indefinidas.

6- Continuar con las acciones de responsabilidad social y juego responsable.

 

InfoPlay