Cejbingo Noticias

La CEJ aprueba una hoja de ruta para salvar el bingo, sobre la base de un 75-80% para premios y una fiscalidad del 10% sobre win

ceoe1

LA TENDENCIA DE 2021 ES DE UNA LIGERA REMONTADA DE 10 PUNTOS RESPECTO AL FATÍDICO AÑO PASADO. 

La única buena noticia para el bingo es que 2021 no va a ser peor que 2020, y que incluso puede remontar un 10% sobre las ventas de 2020. Aunque ello no sirva de consuelo: la cruda realidad es otra: la caída de 2020 fue de 1.000 millones €, un -52% sobre la facturación de 2019, y ese debe ser el año de referencia para hacer el análisis más correcto.

Así, con ventas estimadas de 869 millones € en 2020 frente los 1.805 de 2019, la tendencia de 2021 es de una ligera remontada de 10 puntos respecto al fatídico año pasado, pero la ratiosobre 2019, que es lo que cuenta, sigue siendo nefasto: un -48% de caída y una industria del bingo que se sostiene casi de milagro.

Con estos datos como espada de Damócles, la patronal del bingo ha celebrado su asamblea a fin de proponer una serie de medidas tendentes a recuperar una parte de lo perdido con la Covid. Una hoja de ruta cuyo detalle es el siguiente:

- Estructura ideal del bingo: 75-80% de las ventas para premios y una fiscalidad del 10% sobre win. Bien sea a través del desarrollo del bingo electrónico de sala (BES) o modificando los actuales parámetros del bingo tradicional.

- Reducción asimismo de la fiscalidad de los bingos electrónicos al 10%.

- Flexibilidad para cualquier modalidad de bingo: que el empresario pueda gestionar los  porcentajes y la variedad de premios.

- Mejora de la oferta de máquinas: límite por autorización y tasas por multipuesto en todas las modalidades.

- Seguir con las acciones de responsabilidad social y juego responsable.

- Mayor flexibilidad laboral vía convenio marco.

- Autorizaciones de licencias indefinidas.

Durante la asamblea de CEJ, su presidente Fernando Henar también se refirió al mejor comportamiento del bingo electrónico de red en estos dos últimos años de pandemia. Al cierre de octubre de 2020 las ventas aguantaron con 220 millones € frente a los 269 de 2019, y para final de este año estas se estima que se sitúen en 262 millones, tan solo un 2,6% menos que en 2019. Todo un ejemplo de fortaleza de esta modalidad que además de su pujanza se consolida sobre todo en Canarias y la Comunidad Valenciana, donde se concentran nada menos que 200 millones de la facturación (76%).

Sector del Juego