Cejbingo Noticias

José Máximo López Vilaboa: El XVI Congreso de Juego de Castilla y León “este año ha dejado el listón muy alto, pero siempre hay que superarse”

maximolopez

El Director General de Relaciones Institucionales de la Consejería de la Presidencia clausuró el exitoso evento agradeciendo su participación a los organizadores y participantes

Las primeras palabras de José Máximo López Vilaboa en el acto de Clausura del exitoso XVI Congreso de Juego de Castilla y León fueron agradecimiento a su predecesor, Luis Miguel González Gago, Director de Ordenación del Territorio y Administración Local de dicha autonomía, una de las almas mater del evento. Se dirigió a él, señalando que agradecía su labor señalando que “estoy aprendiendo mucho de él y voy a transmitirle todos los recuerdos que me habéis mandado hacia él, se lo haré llegar.”.

Con respecto a las cuestiones abordadas durante el desarrollo del evento, López Vilaboa las relacionó con el texto de la norma fundamental. En concreto, señaló que “la Constitución española del 78 habla de que las administraciones públicas deben servir con objetividad a los intereses generales y actuar de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación con sometimiento pleno a la ley y al derecho”, señalando que todos ellos “son objetivos generales relativos a la actuación de la administración a la hora de servir a la vocación de servicio, que debe estar presente también”.

Asimismo, López Vilaboa se refirió a la importancia de tener “tener una información completa de toda la realidad plural”, para no caer en subjetividades, así como a los cambios que se van produciendo y a la necesidad de adaptación, siempre teniendo en cuenta los intereses generales. Abogando, en suma, por “una visión amplia e integradora de toda la sociedad”, de la que participa el Congreso, “organizado y dirigido por la administración, en este caso de Castilla y León, y que se guía también por estos principios constitucionales para tomar cualquier decisión y plantear objetivos al servicio de la sociedad”.

Lejos de planteamientos que caigan en demagogias, se busca una estrategia que no adolezca de la retórica, de la desinformación y también de la propaganda que nos puede conducir a una visión totalitaria de la realidad, habida cuenta, según el ponente, que “demagogia y totalitarismos son dos caras de la misma moneda”. En relación al Juego, López Vilabona hizo alusión a su legalización a través del Real Decreto Ley 16/1977 del 25 de febrero, hace “casi 43 años, por el que se regulaba entonces los aspectos penales administrativos y fiscales de los juegos de suerte, de invite y apuestas. Estamos hablando de la despenalización del juego, un año central para nuestra historia reciente”, aludiendo a la vigencia de las palabras contenidas en la exposición de motivos de esta histórica norma.

También se refirió que desde entonces “no han cambiado sustancialmente realmente en España ni en otros países las concepciones generales en torno al juego de azar y a sus posibles consecuencias individuales familiares y sociales”, recordando que los sistemas de prohibición no traen sino “más peligros reales que los que se trataban de evitar en un ambiente de falta de seguridad jurídica”.

El espíritu de la citada norma sigue vigente, apunta, “ante los retos que nos podemos plantear en el presente”. Recordando, de nuevo, que “en el paquete completo de conquista de libertades individuales que se produjo durante la transición también se encontraba la despenalización del juego”. Ya entonces se percibió en España que la declaración del Juego Privado constituía una vertiente más de esa conquista de libertades en la democracia, competencias que en su mayor parte han asumido las autonomías, dijo. Al hilo de esta cuestión, quiso “transmitir mi agradecimiento por el esfuerzo que han hecho Directores Generales de tierras amigas, como son Castilla La Mancha, Cataluña y Andalucía, cuya presencia aquí hoy es un lujo”, extendiendo su agradecimiento a la Dirección General de Ordenación del Juego.

Igualmente, López Vilaboa agradeció también “la colaboración prestada, que ha sido indispensable, de ASEOCYL, FAOCALE, SAJUCAL y los tres bingos de la autonomía, además de “a todos los ponentes”, con las novedades introducidas este año a nivel de representación sindical, así como “a la participación empresarial”.

La participación desde el público también mereció la atención del Director General, quien manifestó que “en sucesivas ocasiones le daremos un encaje más relevante”, además de agradecer a FecylJar su colaboración, así como “el diálogo entre la administración pública y los distintos subsectores”.

El acto de clausura también fue un momento para dar algunas pinceladas sobre la política sectorial y su “regulación muy detallada”, además de apuntar el carácter transversal de la materia, al tiempo que López Vilaboa agradeció también “la presencia importante aquí de la policía en las ponencias”.

Finalmente, hubo una referencia a “todos los empresarios y trabajadores que sacan el trabajo adelante, a pie de calle, realizando actividades relacionadas con el juego. Ellos son la mejor lección de cómo de forma honrada y con mucho trabajo se crea empleo y riqueza. Todos tenemos en nuestra cabeza muchos nombres, pero me van a permitir que, ya que estamos aquí, mencione a tres personas a las que conozco desde hace muchísimos años por circunstancias ajenas al mundo del juego. Todas ellas un ejemplo de personas que realizan un trabajo responsable y honrado”.

En referencia, particularmente, a Gastón Peña, responsable del Bingo Aranda, al frente “con gran orgullo del bingo más antiguo de toda la Castilla y León”, así como a “Javi, de la bolera de Aranda que cada momento ha sabido ofrecer al público el entretenimiento que en ese momento estaba de moda” y, “sobre todo, aportando una ciudad intermedia como Aranda un ocio que hacía que la gente no se tuviese que desplazar a Burgos a Valladolid”.

El tercero de los homenajeados fue Alfonso Sanz, que “con su inverso manojo de llaves he visto revisando máquinas de tipo B desde hace casi 40 años, trabajando en establecimientos de hostelería de todo tipo, a todas horas del día de madrugada, por la noche, de día, en días laborables o en festivos…”.  Ellos son “el ejemplo del currante de a pie que hace posible que cualquier sector económico salga adelante, y también al que representáis aquí todos”.

Por último, López Vilaboa quiso agradecer también “la labor desarrollada durante estos días por Nacho Barroso y por Pilar, indispensables, piezas fundamentales desde hace muchos años para que el juego en Castilla León siga regulado y controlado como ha sido hasta ahora a través del servicio del juego”. Por último, el Director General de Relaciones Institucionales de la Consejería de la Presidencia emplazó a los presentes “para el siguiente congreso que será el número 17. Este año creo que se ha dejado el listón muy alto, pero siempre hay que superarse. Así pues, queda clausurado el XVI Congreso de Castilla y León, muchas gracias a todos”.

AzarPlus